4 Consejos para leer a Julio Cortázar: Un método para su interpretación.

 A veces no basta con saber leer, ni siquiera con saber comprender. A veces, se necesita saber interpretar. En esta entrada te doy algunos tips para fomentar la reflexión y la interpretación de la obra de Julio Cortázar. 

¡Huyamos de lo obvio! (que para eso ya está la tele).

Quienes hemos leído algo de Julio Cortázar, sabemos que la literatura de este genio latinoamericano (él mismo se definía como latinoamericano, más que como argentino) no es un una literatura directa, evidente. Sabemos que a sus textos no basta con leerlos, ni siquiera con entenderlos en un sentido intelectual: los textos de Cortázar merecen siempre una interpretación, una reflexión profunda que implica siempre una segunda lectura (interpretación no sólo sobre los contenidos, sino también sobre las formas, el estilo, el uso del lenguaje…).

Todo esto está muy bien decirlo, pero puede resultar un tanto tedioso para un lector poco experimentado. En este blog resalto mucho la figura de Cortázar porque abogo por un tipo de literatura que nos haga pensar, cuestionar los esquemas mentales más básicos con los que funcionamos. Y no hablo de una reflexión al estilo tertulia de programa de corazón (cuyo desarrollo está muy de moda en la literatura actual).

Por eso en esta entrada quiero proponerles algo a quienes se inician en la lectura o en la relectura de Julio Cortázar. Voy a arriesgarme a ser dilapidada por expertos y literatos: propondré un método para leer la obra cortazariana que, lejos de pretender ser El método adecuado, se postula como una de las tantas maneras de interpretación. Tómense los siguientes consejos como lo que son: una simple orientación, un conjunto de preguntas que guíen nuestro pensamiento. Si estas preguntas logran desencadenar otras, si pese a la dificultad de responderlas nos permite llegar a otras interrogantes, entonces me daré por satisfecha.

Leer a Cortázar es sobre todo disponer de una determinada actitud. Esto —que no lo digo yo, sino la mismísima Ana María Matute— va a determinar que se ame o se odie a Cortázar. No se puede leer a este escritor como se lee a Tolkien. La actitud debe ser diferente. Uno tiene que estar dispuesto a ser transformado, a ser traspasado  por su estilo y su feroz visión del mundo.

 

EL MÉTODO

CONSEJO 1: La lectura inicial

Como primera orientación, me parece interesante el hecho de dividir el texto (sea un cuento o una novela) en unidades más pequeñas para trabajarlas mejor. No creo que sea muy apropiada una lectura “del tirón”, sino que me parece interesante poder ir deteniéndonos en la lectura de los textos.

Pararse a pensar parece un consejo que roza lo obvio, pero no es algo a lo que el hombre moderno esté acostumbrado a hacer en ninguna parcela de su cotidiana existencia.

CONSEJO 2. El análisis desde lo metafórico

INTERPRETACIÓN CASA TOMADA POR: JULIO CORTAZAR
Imágen del blog Valengarcía92

A partir de aquí habrá que preguntarse: ¿Qué elementos existen? Quizás el autor esté hablando de un reloj, de un hombre sin cabeza, de una bicicleta o un simple periódico. Pero… es Cortázar. Nada de eso es sólo eso. ¿Es posible que esos elementos que se repiten estén significando otra cosa?

Intenta pensar de manera metafórica, encuentra comparaciones entre esos objetos y aspectos más profundos.

 

Por ejemplo, en Acefalia, Cortázar nos cuenta que a un hombre le cortaron la cabeza pero tuvo que seguir viviendo así y fue recuperando los sentidos que perdió. ¿Qué simboliza la cabeza? ¿Qué nos quiere decir con que a un hombre se le corte la cabeza? La explicación que yo le doy es que la cabeza es la parte más racional del ser humano y la recuperación de los sentidos que el personaje va realizando es la vuelta a la inocencia, a la curiosidad y la mirada infantil perdida en la adultez.

CONSEJO 3. El análisis más profundo a partir de elementos contrarios.

Ya en otra entrada, proponíamos la lectura de los textos de Cortázar teniendo en cuenta una serie de ejes orientadores que se ordenaban en forma de contrarios, en oposición.

Creo que Cortázar usaba mucho este recurso de oponer dos escenarios, dos realidades para posteriormente obtener una síntesis o solución intermedia para sus personajes y para el lector. No siempre esa solución es adaptativa, saludable.

Los ejes de análisis que me resultan más generalizables en la obra de Cortázar son:

  • Eje de lo real contra lo fantástico. Identificar en nuestras unidades mínimas de relato o novela aquellos elementos que entran dentro de la lógica de lo real y aquellos que se evaden de ella. Lo fantástico emerge también, recordemos, en casualidades, en sueños, en cosas extrañas que les suceden a los personajes. No siempre es fácil encontrar estos elementos, porque en los cuentos de Cortázar no hay necesariamente hadas y gnomos. ¿Te suena Realismo mágico?
  • Eje del orden contra el caos: A Cortázar le gustaba mucho eso de representar estas dos esferas. El orden lo representaba a menudo con roles, costumbres, normas, leyes. Es entretenido intentar encontrar esos aspectos en los textos y también su opuesto, es decir, la transgresión. ¿Qué posición toman los personajes ante esto? ¿Les resulta efectivo para lograr sus objetivos? ¿Les hace felices? En muchos textos, el resultado es negativo para los personajes pero en otros, parece que lograran cierto bienestar.
  • Eje del espacio (dentro/fuera): En cine, los guiones siempre parten de especificar si la escena que se está relatando se ubica dentro de algún edificio o en el exterior. Esto lo hace Cortázar muchas veces. Los interiores (la casa, en Casa tomada; el autobús, en Ómnibus, la finca en Cefalea…) suelen revelar o representar el mundo interior de los personajes. Muchas veces este mundo exterior se opone al exterior. Intenta descubrir cómo caracteriza Cortázar a estos dos mundos y cuál es el conflicto entre ellos. ¿Qué les pasa a los personajes? ¿Cómo se vinculan con el afuera? ¿Son felices en este vínculo?

 

CONSEJO 4. La aplicación.

Muy bien. Ya has leído, releído e interpretado la obra en cuestión. Ahora quedaría aplicarlo a tu vida, integrarlo, asimilarlo. Sólo así la literatura te transforma. Esto te va a ahorrar muchas sesiones de terapia, créeme.

Parecía imposible aplicar a tu vida la historia de ese hombre sin cabeza… y sin embargo, si entendemos la significación más allá de lo evidente, entenderemos que el escritor nos está hablando directamente a nosotros en cada una de sus obras. En Acefalia está abogando por la búsqueda de una ingenuidad sana. Y eso nos lleva a preguntarnos si estamos viviendo demasiado racionalmente, si estamos descuidando lo emocional y lo perceptivo.

Como se explicaba en aquella entrada sobre BestiarioTodos tenemos una casa tomada, o carecemos de las flores necesarias para ir al cementerio, o vomitamos conejos que progresivamente nos van molestando más y más hasta que es imposible continuar negando lo que nos pasa.

¿Y vos? ¿Qué consejo agregarías a la hora de leer al gran Cortázar?

 

 

Anuncios

3 thoughts on “4 Consejos para leer a Julio Cortázar: Un método para su interpretación.

¿Sabes escribir? ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s